miércoles, 18 de abril de 2012

¿Por qué hay que tener paciencia?

 
 La paciencia es fundamental, queréis que todo se haga y llegue al momento e irremediablemente hay cosas que exigen una espera y un tiempo determinado. Mi madre me decía que todo llega. Y tenía razón, lo que pasa es que no llega tan deprisa como uno quiere. Todo tiene un proceso y requiere de esa paciencia que cuando se es joven suele ser limitada o inexistente.
¡Qué raro es que un joven tenga paciencia! La impaciencia no es buena aliada bajo ningún concepto y suele llevar a acciones equivocadas o poco precisas, por la falta de dedicación, por los nervios y por unas prisas infundadas e innecesarias que no dejan la mente despejada.
Un escultor que no tiene paciencia provoca daños en su escultura. Un cirujano que no tiene paciencia puede matar al enfermo. Un piloto que no tiene paciencia puede provocar una catástrofe. Un accionista que no tiene paciencia compra o vende cuando no debe.
La paciencia es una virtud que bien cultivada, te hará mantener siempre el control de las cosas yendo siempre por delante de las circunstancias y no detrás por haberte equivocado  en las decisiones. La paciencia es necesaria en cualquier situación de la vida, con tu familia, con tus profesores, con tus amigos, en el trabajo, en el día a día, con cada persona que te encuentres y con cada situación a la que te enfrentes.
Lo que se ha dicho siempre, “más vale que cuentes hasta 100”, antes de que  hagas o digas algo por lo que después tendrás que pedir disculpas o rehacer lo que creías que ya estaba terminado. Es una verdad que irás viendo tú mismo a lo largo de tu vida, pero que si empiezas a controlar desde ahora mismo, te dará una ventaja importante ante los demás, porque dominarás las situaciones mejor y por lo tanto los resultados siempre serán mejores que los de aquellos que actúan por impulsos y no se paran a pensar con detenimiento las consecuencias de una decisión precipitada.
En la vida todo llega, pero hay que saber esperar preparándose mientras tanto para estar listos cuando pase ese tren que parece que tarda tanto en llegar. No se construye un edificio en un día por más que queramos verlo acabado, yendo todo paso a paso así como la lenta subida a la montaña, sorteando cada obstáculo hasta llegar a la cima.
La paciencia es una virtud que pocos tienen y sin embargo será muy apreciada a lo largo de tu vida en innumerables ocasiones tanto en tu vida social, como en la laboral o familiar.
La paciencia sirve para comprender mejor una situación, para tener un más alto nivel de comprensión, para evaluar y decidir con un mayor conocimiento, para no tener que arrepentirse por una palabra, una acción o una decisión precipitada. La paciencia te permite comprender reacciones y comportamientos. La paciencia te permite ofrecer mejores respuestas. La paciencia te permite disfrutar de los acontecimientos. La paciencia te permite ver la jugada del enemigo.
 

1 comentario:

  1. Y qué razón Jesús.
    En una sociedad que cada día exige más resultados cortoplacistas así como una enorme perfección se hace muy difícil realizar cualquier tipo de actividad con paciencia a menos que te apasione.
    Lo ideal para cualquier área que queramos mejorar es trabajar centrándonos en las habilidades dia a dia en vez de los resultados.

    Todo un reto ;)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...