miércoles, 2 de mayo de 2012

¿Suerte o actitud?


La suerte es una actitud. Si piensas que tu vida es un desastre, que no debieras de haber nacido, que eres feo y triste, que siempre llueve cuando tu sales, que eres tú el único que se tropieza siempre con el marco de la puerta y que ninguna chica te sonríe cuando te ve, efectivamente tienes muy mala suerte, pero tienes muy mala suerte porque tu actitud es negativa, pesimista, derrotista y porque en el mundo no hay para ti ninguna ilusión, nada ni nadie, que provoque en ti una mínima satisfacción.
El mundo es el que es, con sus alegrías y tristezas, pero eres tú el que tiene que buscar la cantidad de alegrías que se mueven a tu alrededor y ensalzar todo aquello que merece la pena y obviar, desestimar y dejar a un lado, aquello que destruye tu ilusión de cada día.

El que es un triste, se mueve dentro de la tristeza cada hora y cada minuto de su vida. Pero el que es alegre, el que prefiere sonreír al mundo, el mundo le acoge con entusiasmo y recibe sonrisas a su alrededor.

La suerte no se tiene, se hace. Y por ello hay que buscar donde fabricarla cada día para que sea la tónica general en nuestra vida. Cuando se siembran buenas semillas, se recogen buenas cosechas, pero si piensas que la buena cosecha viene sola, sin poner un mínimo de esfuerzo, entonces tienes mala suerte y la tendrás.

A la buena suerte hay que ayudarla; hay que pensar que las cosas saldrán bien, que lucirá el sol, que tenemos salud, que podemos llegar a lo alto de la cima…

Los que creen que la suerte es solamente azar, son los mismos que se quedan esperando en un sofá a que la vida les sonría. La buena fortuna es un poder individual que todos tenemos. Nace de nuestros pensamientos, nuestra actitud y predisposición, reflejándose directamente sobre las acciones que realizamos día tras día. Puede que tengas muchos conocimientos y habilidades, pero siempre dependerán de tu actitud.

V= (C+H) x A
Valor = (conocimientos + habilidades) x actitud

Con lo que se demuestra que aunque tengas muchos conocimientos y lo sumes a tus muchas habilidades, si tu actitud es "cero" el valor resultante será "cero".

Échale una ojeada a este vídeo: 

video




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...