martes, 3 de febrero de 2015

¿Cuál es tu misión en el mundo?

¡Ya! No lo sabes. ¿Crees que estás aquí para nada? Pues no creas eso, porque no es verdad. Tú tienes una misión en el mundo como la tenemos todos, pero eso sí, tienes que descubrirla. Seguro que estás aquí para algo: para construir, para enseñar, para curar, para crear, para fabricar, para ayudar… Puede ser cualquiera, pero seguro, segurísimo que tienes una misión. ¿No sientes en tu interior esa vocecilla que te dice, me gustaría, yo haría, me encantaría, yo podría? Pues si oyes esa vocecilla, si esa vocecilla te viene insinuando y sugiriendo determinados trabajos, actos o acciones, ¿no crees que esa puede ser tu misión en el mundo?

No sé si has leído la parábola de los talentos (San Mateo 25, 14-30). Y con esto no quiero que penséis que voy a hablaros de religión, porque este mensaje es para todos, creyentes y no creyentes. En esta parábola se nos dice claramente que hemos recibido unos dones y a la vez se nos pregunta qué hacemos o qué hemos hecho con ellos. No estamos en esta vida para pasar el rato, para caminar por ella en automático, para que nos den todo hecho, para recibir solamente. El mundo espera algo de nosotros y el universo se pone a nuestro favor abriéndonos puertas cuando estamos dispuestos a avanzar poniendo nuestros dones al servicio de los demás. Tu vida tiene una gran importancia porque tú eres parte de ese gran puzzle del mundo, en el cual si falta cualquiera de las piezas que lo componen, el mundo no sería el mismo y seguro que la falta de tu influencia se haría notar.

¡Plantéatelo! ¿Para qué has venido a este mundo? Puede que hayas comenzado tu misión y no seas consciente de ello. ¿Te has planteado alguna vez, qué hubiera pasado si no hubieras nacido? Seguro que habría hechos, trabajos, situaciones, problemas, circunstancias, acciones y personas que se resentirían si tú no hubieras nacido, por eso aunque pienses que no sabes para qué estás aquí, ni lo que estás haciendo, ni cuál es tu misión en el mundo, lo que está claro, lo que debes tener muy claro, es que en la bolita de la ruleta de la vida que te entregaron cuando naciste, venía todito explicado, lástima que ni tú ni nadie podamos saber o descubrir lo que venía dentro hasta que tu misión, la misión de cada uno, se vea realizada. Por eso, cuando escuches vocecillas, presta atención a ver qué te están queriendo decir. Yo ya sé cuál es mi misión, ¿lo sabes tú? Te recomiendo que veas la película “Qué bello es vivir”.

Aquí te dejo un trailer, pero conviene que la veas entera.

Tú eres parte importante en el mundo, tenlo en cuenta, porque sin ti el motor que se mueve a tu alrededor no funcionaría. Sin ti, este mundo sería diferente. ¡Valórate! Porque vales mucho más de lo que tú te crees.

Tu misión en el mundo es ser útil y lo que tienes que descubrir es "¿en qué o haciendo qué?"






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...