lunes, 14 de marzo de 2016

La vida es maravillosa. ¡Descúbrela!

Durante estos últimos meses he estado dando un ciclo de charlas con el título "Ilusiónate, ilusionando", que debido a la buena aceptación que ha tenido por parte de los asistentes y las muestras de cariño y agradecimiento recibidas, os iré resumiendo en diferentes artículos para procurar haceros llegar también esos pequeños virus de ilusión y alegría de los que todos estamos necesitados.

El objetivo de éstas charlas ha sido el procurar salir del desierto de tristeza y desánimo y descubrir el manantial de felicidad, tomando como referencia un mensaje claro de la Madre Teresa de Calcuta: "Que nadie llegue jamás a ti sin que al irse se sienta un poco mejor y más feliz".


LA VIDA ES MARAVILLOSA. ¡DESCÚBRELA! (Primera charla)

La vida es maravillosa, pero hay que descubrirla cada día.

En la canción del grupo "Efecto pasillo", descubrimos que lo importante es sentirse bien: "Cuando me siento bien la sartén no se me pega, la tortilla me sale redondita, encuentro aparcamiento a la primera, los semáforos en verde, admiro la luz del sol, transmito mi sonrisa a la gente. Soy licenciado en amor y alegría, me huele a primavera, soy capaz de arreglar los problemas de toda la gente"...

¿Pero cómo me puedo sentir bien?
La vida es maravillosa y la tenemos que descubrir cada día con esas pequeñas cosas que hay a nuestro alrededor. Tenemos que ilusionarnos descubriendo nuestros cinco sentidos ( con la vista, el oído, el gusto el tacto, el olfato) y sentir profundamente lo que recibimos con cada uno de ellos.

Yo salgo a andar muy temprano y veo la cantidad de vida a mi alrededor. La vida es maravillosa en la medida que tú la sientas en tu interior, con todos tus sentidos, lanzando la vista al cielo y viendo su color, la luz del sol, sintiendo como se ilumina tu cuerpo, sintiendo el frescor del amanecer sobre cada una de las células de tu cuerpo, respirando el aire puro sintiendo cómo recorre por tu interior y te purifica, oliendo ese olor a campo, escuchando el silencio, la paz, la tranquilidad, el trinar de los pájaros y por qué no, saboreando un pan recién hecho, tomando un café al lado de las personas que quieres, o simplemente tú sólo pensando en ellas y entrando en sus vidas en la distancia.

La vida es maravillosa, ¿pero dónde está? Hay que descubrirla.Vivimos en un mundo triste, lleno de egoísmo. Pero el mundo no se hace sólo, el mundo lo hacemos nosotros. Estamos en un desierto (faltos de ilusión, alegría..) y tenemos que descubrir el manantial de la felicidad.

La vida es vivir. Tenemos que destapar el tapón del envase para descubrir que esa vida maravillosa está en nuestro interior, en el interior de cada uno de nosotros y en cada uno de vosotros. Tenemos que vivir y salir al mundo para construir esa vida maravillosa.

Yo tengo la obligación de hacer feliz al de enfrente. Esto no es al revés. Hay que dar, para recibir.

Mis compañeros me hacen regalos. No entiendo porqué.  Simplemente pretendo contagiar mi alegría, mi ilusión, mi visión de la vida. Procuro transmitir alegría e inyectar optimismo. Me encantan las personas, las escucho, las apoyo, las animo.

La vida es maravillosa y la tenemos que descubrir cada día con esas pequeñas cosas que hay a nuestro alrededor. Dice Luis Galindo: "Quien espera la gran felicidad, se pierde las pequeñas alegrías".

La vida nos reta cada día a cada uno en su ámbito, en casa, con la familia, con los hijos, en el trabajo, con su equipo,  y se nos pone chula preguntándonos: ¿A que no puedes? ¿Vas a ser capaz?¿Vas a tener fuerzas? Y hay que enfrentarse a ella con la misma chulería, porque está en ti, en tu valentía, en tu fuerza, en tu confianza en ti mismo, en tu actitud, en tu deseo de conseguir tus propósitos, el que respondas con la misma chulería: "quiero, puedo y lo voy a conseguir". Es entonces cuando la magia de la motivación se produce, cuando damos este primer paso y cuando a nuestras acciones y a nuestros proyectos, le ponemos corazón.

En este vídeo Nick Vujicic nos dice: "Si yo puedo, ¿cómo no vais a poder vosotros?"

Los problemas son como una lavadora: nos retuercen, nos dan vueltas, nos exprimen, pero al final salimos más limpios, más brillantes y mucho mejor de como estábamos.

¿Cuántas cosas has hecho en tu vida que creías que no podías? La confianza en ti mismo es tu éxito.
La vida es vivir. Hay mucha gente que está muerta antes de morir.  hay que aprovechar hasta el último hilo de vida que nos quede.

No vayas de derrotista. Puedes estar mal, pero no debes trasladar tus preocupaciones al de enfrente sino más bien ilusionarte por él, por sus cosas, por sus éxitos y eso hará que tu situación mejore. Hay que dar para recibir. El ánimo se recibe dando ánimo. Quien da sonrisas, recibe sonrisas.

No penséis en el futuro. Tened en cuenta que El futuro no existe.  Es como un cuadro, no existe hasta que pintas el lienzo. El futuro no existe, es un resultado de lo que haces hoy.

La vida no es justa. Porque para encontrar hay que buscar. Porque no es un camino recto. Porque hay muchos obstáculos en ese camino que te hacen tropezar. Porque llegar o conseguir supone esfuerzo. Porque hay hechos y sucesos que no deberían ocurrir.

Sí, hay muchas cosas injustas, pero eso no nos tiene ni nos debe paralizar. Tenemos que elegir ser felices o desgraciados a pesar de esa injusticia de la vida.

La vida es injusta. ¿Y tú no eres injusto con tus decisiones? ¿Y un padre con sus hijos? ¿Y un profesor, un entrenador, un médico, un jefe…?

Nosotros exigimos el sobresaliente a nuestros hijos, ¿Y si ellos nos preguntaran si nosotros también sacamos el sobresaliente como padres, en nuestro trabajo, con nuestra pareja, con los amigos...?

Muchas veces las decisiones (las circunstancias), no se entienden hasta que llegan los resultados.

Bill Gates decía: "La vida no es justa, acostúmbrate a ello". Y es cierto, no es un camino de rosas, no siempre sale el sol, no siempre vemos sonrisas, no siempre la música entona una agradable melodía, no siempre escuchamos lo que queremos o recibimos el cariño que necesitamos, no siempre recibimos el premio que merecemos. Pero a su vez, tampoco es un camino de espinos, no siempre llueve o hace frío, no siempre vemos caras serias, no siempre la música es insoportable y no siempre hay tormenta y a su vez es maravillosa cuando vemos el sol, el cielo, las montañas, el agua en los ríos, el mar, la sonrisa de un niño, la familia, los amigos…

Eckhart Tolle: «Cualquier cosa que creas que el mundo no te está dando es tal vez porque tú no se la estás dando al mundo. La práctica es dar lo que quieres recibir. La abundancia siempre nace de ti». Ya sabes: lo que das, te lo das; lo que no das, te lo quitas.

Mira siempre el lado más brillante de la vida y si no existe, entonces frota el lado oscuro hasta que brille.

La vida es el juego más grandioso de todos. Te aseguro que si juegas bien, si sigues las reglas, esas reglas que son los valores primordiales de la persona, recorrerás caminos insospechados dejando un huella importante, verás hechos sorprendentes, harás cosas que nunca hubieras imaginado, construirás poco a poco tu destino, podrás hacer verdaderas amistades, participarás y serás protagonista en las más variadas situaciones, tendrás en tu mano la posibilidad de realizar tus sueños, conocerás el amor, recibirás el cariño y el reconocimiento de quienes te rodean, estarás satisfecho contigo mismo, conseguirás el respeto por tu bien hacer y no por tu poder, estarás en el corazón de muchas personas. En definitiva, podrás llegar a ser la persona más feliz del mundo y lo que es más maravilloso, haciendo feliz a los demás.

El error es que no quieras jugar, que dejes que en el juego de la vida participen todos menos tú, que pases de implicaciones, decisiones, de acciones, de estrategia y de riesgo alguno. Pero de lo que no te das cuenta es que en ese juego, en esa partida, estamos todos y si tú no quieres mover ficha, el juego va a seguir igualmente y todo lo que se haga  o decida te va a afectar aunque tú no hayas tomado parte. Eres una pieza clave del puzle del mundo. Y mientras tú no ocupes tu posición, la imagen estará inacabada.

La vida es un juego maravilloso en el que tú puedes influir en la ilusión, en el entusiasmo, en la sonrisa, en la alegría y en la felicidad de muchas personas. ¿No es maravilloso? Las emociones se contagian. Somos las emociones que comunicamos. Rodearse de personas que te hacen sentir grande es crecer, pero hacer grandes a los que te rodean es todavía más enriquecedor.

La vida será tan maravillosa como tú la pintes. Puede ser un Van Gogh, un Velázquez, un Monet, un Picasso o u simple grafitti.
El gran objetivo, es hacer de nuestra vida una obra de arte, día a día, momento a momento.

"Cambia la forma de mirar las cosas y las cosas a las que miras cambiarán" (Wayne Dier)

Escucha lo que nos dice Louis Amstrong en esta canción ("What a Wonderful World"):




En mi siguiente artículo te haré partícipe de la segunda charla "El camino hacia tus sueños". 


Muchas gracias por compartirlo en las redes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...