martes, 1 de marzo de 2016

Tú y el cuento de Caperucita

¿Quién no conoce el cuento de Caperucita? ¿Quién no conoce al lobo, a la abuelita y el famoso bosque lleno de peligros para esa inocente niña que ingenua y feliz recorría los senderos con valentía y decisión?

El cuento de Caperucita nos lo contaron de pequeñitos y tan grabado ha quedado en algunos que ha entrado a formar parte de su filosofía de vida e incluso muchos utilizan para recordarlo ante las diferentes situaciones, laborales y sociales.

El miedo siempre ha sido un factor importante que se ha utilizado por unos y por otros para dirigir los pasos de tu vida.

¡No, no salgas al bosque! ¡Cuidado que allí se esconde un lobo  hambriento! ¿Vas a entrar con tanta oscuridad? ¡Seguro que habrá toda clase de animales feroces que saldrán a tu camino!

Pero Caperucita fué valiente. Tenía una importante misión que cumplir y se lanzó hacia su objetivo. Se arriesgó y dando un paso tras otro cruzó ese horrible y tenebroso bosque sin sentir miedo alguno por ese lobo.

¿Y tú? ¿Cuál es el bosque que tienes que cruzar? ¿Esconde fantasmas, animales peligrosos, una oscuridad que no te permitirá dar un paso, o un gran lobo hambriento que antes de llegar a casa de la abuelita acabará contigo?

¿Vas a esconderte detrás de cada árbol? ¿Correrás inquieto por los caminos temeroso de las sombras y de los extraños ruidos? ¿Preferirás caminar en silencio para que nadie te oiga y descubra tu existencia? ¿Te taparás con la capucha roja para que nadie te vea?

¡Déjate de miedos y excusas de una vez! ¡Abre esas puertas que mantienes cerradas en tu imaginación! Tienes que cruzar el bosque, ha llegado tu momento y no puedes esperar más. Lo que tienes que hacer es ir preparado, protegerte, y si quieres llevar tu metralleta cargada y con cien mil balas en los bolsillos, pues llévala.

¿Y si no qué vas a hacer, quedarte encerrado en casa? ¿En un banco del parque esperando que alguien venga a buscarte? ¿En esa empresa y con ese trabajo que ni te gusta ni te gustará nunca? ¿Aguantando a esos incompetentes que no saben dirigir la empresa? ¿Esperando a verte en la calle un día de estos? ¿Escuchando a todos esos que no creen en ti y te menosprecian? ¿No te das cuenta de que tienes el lobo a tu lado y te va a comer?

Sal al bosque y no tengas miedo de las fieras salvajes ni de ese lobo feroz que desconoce cuál es tu fuerza, tu valentía y todas y cada una de tus cualidades y de tus armas.

No tengas miedo a la oscuridad, porque tú mismo eres la luz que alumbrará el camino, lo que pasa es que no te valoras lo suficiente.

¡Olvídate del lobo! Sal al bosque y avanza sin miedo. Tú eres la fiera dispuesta a comerse el mundo y a los lobos que se crucen en tu vida, sacando esa gran dentadura y "zampándote" también a todos los listos que quieran tener un papel en el cuento interponiéndose en tu camino.

Los lobos de tu vida son tus inseguridades y todo lo que te impide cruzar el bosque. Ese bosque que precisamente esconde todo aquello con lo que sueñas y todo aquello que quieres enseñar al mundo. Sal, atrévete y no dejes que ningún lobo te enseñe sus dientes, más bien deberás sacar esa varita mágica que se esconde en tu interior y convertir al lobo en el cobarde y asqueroso gusano que siempre teme la sombra creciendo sobre él.

Muchas gracias por compartirlo en las redes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...