¿Por qué me dicen que no pierda el tiempo?


Te dicen que no pierdas el tiempo y que lo administres, porque el tiempo es nuestro mayor activo.
Piensas que eres joven, que quieres divertirte y que ya te preocuparás de “ésas cosas” más adelante, ¿verdad? Te entiendo,  pero no te equivoques, hay tiempo para todo. Igual que si tienes 500 euros no los desperdicias y los derrochas en cinco minutos comprándote tonterías, con el tiempo pasa igual. No desaproveches el tiempo, porque te darás cuenta tarde de que el tiempo ha pasado, “lo has gastado” y ya no te quedará el que necesitas para lograr tus propósitos.
Dosifica tu tiempo y no dediques el 90% a divertirte. El tiempo es un bien muy preciado que nadie te podrá restituir. El tiempo perdido no se recupera. Márcate horarios para tener tiempo para todo, porque si no, lo perderás día a día sin darte cuenta.
Como decía antes, igual que si tienes 100 o 1000 euros los administras para que puedas cubrir diferentes necesidades, el tiempo tendrás que administrarlo para que las 24 horas no se acaben sin haber hecho nada productivo.
Increíblemente y aunque ahora no lo pienses, cuanto mejor administres tu tiempo, más tiempo tendrás para hacer la cosas que te gusten. ¿Cuántos hay que” mal estudian” en invierno durante el curso y después se ven obligados a estudiar en verano, durante las vacaciones? ¿Cuántos hay que llegan tarde al tren y pierden un día? ¿Cuántos hay que no hacen un trabajo a tiempo y después ya no tienen tiempo de recuperar el cliente? ¿Cuántos hay que llegan a la madurez y están donde están por haber perdido el tiempo en lo que no debían?
El tiempo perdido no se recupera. El tiempo bien administrado es como el dinero, produce más. Un alumno que estudia desde el primer día, después le sobran días hasta el examen para poder repasar o relajarse. Un trabajo que se hace a tiempo, gana un cliente y más tiempo para encontrar otro más. Una persona organizada, siempre tiene tiempo para todo.
“No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Estáis hartos de oír esta frase que de generación en generación ha ido pasando de abuelos a padres y a hijos. Mañana puede surgirte un imprevisto que te impida hacer lo que deberías haber hecho. El control del tiempo es tan importante que uno no se da cuenta hasta que no lo tiene. Eso lo ves claro cuando no has administrado bien tu tiempo y el plazo de la matrícula ha pasado, la tienda ha cerrado, el avión se ha ido o la oferta de trabajo ya ha pasado.
El tiempo es dinero. Simplemente tenéis que fijaros en lo que cobra en una hora un cirujano y lo que cobra un albañil. En el mismo tiempo de 24 horas ¿quién habrá ganado más?  Sin ánimo de menospreciar a nadie.
Si tuvieras un negocio que te hiciera ganar 100 euros cada hora, ¿a que te gustaría que el día tuviera 48 horas? ¿A que no te gustaría que se perdiera ni una hora porque te haría perder dinero? Por eso es tan importante el tiempo.
El tiempo es y va a ser muy importante en tu vida. No lo desperdicies porque llegará el día en el que te arrepientas y lo echarás en falta. Administra el tiempo como el dinero y te sentirás tan rico como con él.
Hay quien dijo: “malgasté mi tiempo y ahora el tiempo me malgasta a mí”.

Comentarios

  1. Y qué razón Jesús.
    "El tiempo sin alas, igual vuela"

    Te dejo este cuadro sacado de un libro que leí hace un tiempo en el que se muestra una forma bastante acertada para organizar nuestro día a día.

    http://www.zetasoftware.com/wp-content/uploads/2013/08/cuadrantres_covey4.jpg

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno el cuadro Luis. Muchas gracias. Un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario