¿Por qué tanto estudiar y estudiar, cuando hay gente que no ha estudiado y ahora son ricos?


El tiempo te irá diciendo que el conocimiento es un patrimonio personal que te permitirá acceder a las diferentes puertas que se te presentarán a lo lago de tu vida y que sin la llave para abrirlas, te quedarás afuera.
Muchas son las personas que años más tarde dicen, que si hubieran sabido eso antes ahora sería muy diferente para ellas.
Los estudios básicos son absolutamente imprescindibles, al menos para tener una llave y poder entrar por la primera puerta y descubrir dónde están las demás. ¿Te imaginas abrir la puerta de entrada a una casa y tener que quedarte en el recibidor sin poder acceder a cada habitación?
Puede que no te guste subir los escalones de esa escalera tan alta que te lleva a esa primera puerta, pero detrás de ella encontrarás el cobijo y el lugar donde te sentirás a gusto, donde podrás descansar y donde podrás descubrir todo lo que está a tu alcance, pero que permanece detrás de cada una de las otras puertas.
 ¿De verdad, quieres quedarte abajo, en la calle, toda tu vida? O cuando subas, ¿podrás permanecer en el recibidor para siempre sin quejarte y sin criticar al que refleje su alegría y felicidad diaria, saliendo y entrando una y otra vez de esas puertas, porque él si ha descubierto las maravillas que hay dentro?
Es un rollo el estudiar precisamente cuando uno es joven y tiene más ganas de divertirse, pero cuanto más estudies en esa edad, más te permitirá ese esfuerzo el que después y durante muchos años de tu vida, puedas gozar plenamente de ella y divertirte lo que quieras.
No te equivoques, mucha gente ha triunfado sin estudiar, pero muchísima más gente ha triunfado estudiando.  Algunos han tenido suerte y el esfuerzo de un duro trabajo, les ha hecho triunfar porque sus desconocimientos culturales los han tenido que suplir con horas de trabajo.  Indirectamente esa gente también ha estudiado, ha ido perfeccionando sus habilidades, ha consultado el mercado para ver donde estaba su hueco, ha estudiado la forma de introducirse, ha estudiado los recursos necesarios e indudablemente, si además de eso, hubiera estudiado en su momento obteniendo una cultura más amplia y un mayor conocimiento financiero, sus ganancias hubieran sido mayores y no tendrían que haber llenado sus vacíos intelectuales con horas de trabajo y esfuerzo físico sacrificadas a la familia.

Estudiar no gusta cuando eres joven, pero cuando eres mayor siempre suele ser tarde para recuperar el tiempo perdido. Lo que no gusta, es preferible quitárselo de en medio cuanto antes, por eso no desaproveches tu tiempo, porque muy pronto descubrirás que el tiempo es oro.

Una oportunidad para estudiantes: Ideas para cambiar el mundo

Comentarios