¡Participa en la carrera!

En la búsqueda de empleo hay muchas veces que uno desiste de sus intenciones de presentar su currículum o su candidatura, porque nos echa para atrás el número de personas que se presentan. Mil personas para una audición, diez mil para unas oposiciones o ciento cincuenta para un determinado puesto de trabajo, son suficientes para pensar en que no merece la pena perder el tiempo en algo que pensamos que ya está perdido de antemano. ¡Cuántos habrá mejores que nosotros!

Pero esto es solo un problema de confianza en nosotros mismos. ¿Para qué me voy a presentar a esa oferta de trabajo si se han presentado mil? ¿Cuántas veces se piensa en que los otros tienen más formación, más experiencia, son más jóvenes, son más "guapos" y por eso se deja de presentar la candidatura? ¿A cuántas entrevistas se presenta uno y ve sentados a su lado a otros veinte candidatos?

En la búsqueda de empleo, así como en cualquier otro tipo de promoción personal, laboral o económica, nos vamos a encontrar un sin número de candidatos, profesionales o comerciales que están también ahí y quieren ofrecer su producto al mercado. ¿Vosotros creéis que el bodeguero deja de hacer vinos porque ya hay muchos en el mercado? ¿Que el carpintero deja de fabricar muebles porque ya hay demasiados competidores como él? ¿Que el buen cocinero deja de montar un restaurante porque ya hay miles y miles?

En una carrera puede haber cien corredores, pero os puedo asegurar que el único que no llega a la meta es el que no participa. Solo el que se queda sentado pensando que ya hay muchos corredores y que no tiene ninguna oportunidad, no llegará nunca a la meta. Porque entre los que han puesto su empeño en participar, uno será el que llegue el primero, pero habrá otro que llegue el segundo, el quinto o el décimo, y todos los demás llegarán a la meta más tarde o más temprano. Solo el que no se apunta a la carrera, el que no confía en sí mismo, no llegará nunca.

Solo estando en la urna, se puede optar a la consecución de cualquier objetivo, propósito o proyecto. Porque el responsable de meter la mano en esa urna y extraer el currículum, el libro o el proyecto..., podrá encontrar el tuyo entre tantos. Pero nunca podrá encontrarlo, sino está.

Esfuérzate, estudia, prepárate, entrena, aprende, cree en ti mismo y PARTICIPA EN LA CARRERA.

¡Nunca hay que desistir!



Recuerda, puedes recibir cada nuevo artículo que se publique siguiéndome por email, haciéndote seguidor por cualquier red social o suscribiéndote por feeds.

Comentarios